Rogaine Urkiola-Otxandio 24 de noviembre 2012. Crónica

ACTO 1: EL VIAJE.

4:45 de la mañana… Riiiiiiing Riiiiiing, abro un ojo, abro el otro, en pié, espera un duro día, ducha rápida, desayuno ligero (a esa hora no entra ni el café) y asalto al coche… a las 5: 45 hay que estar en la Corredoria. Allí estaba Nayo ya metiendo bártulos en su nueva furgoneta (lo siento, tenía que decirlo). Hacemos trasvase y directos a Posada de Llanes, donde quedamos con el resto de Nordesteños: Desde Cangas, Roberto Vicente e Isaías (La Brújula); desde Oviedo, Nayo Tarno y Roberto Ferrero (un servidor); desde varios lugares de la zona, Jose Ramon Fuentecilla (Tote), Ruben Martínez, David Sotres, y Hugo Capellin, y como invitado de honor pegándose el madrugón para darnos ánimos a todos, Ruben Tarno.
Momentos de charla y nos metemos los ocho en dos coches camino de Otxandio, donde esta la salida y meta de el Rogaine. Lo primero al llegar, la temperatura y el frío, estábamos a unos 700 metros de altitud, en el frontón del pueblo. Así que… ahí vamos a la cola para coger las pinzas sport ident.

ACTO 2: LOS PRELIMINARES
Mucho movimiento de gente, cada uno preparando lo suyo, risas, entre la gente aparece otro nordestero, Ramón Blanco, más saludos, más risas, un ambiente genial, el grupo se ve y se siente, felicitaciones incluso de otros clubs, preparativos, lo típico, y algo de nerviosismo entre medias. Los equipos del Nordeste:
NORDESTE: David Sotres / Roberto Vicente
NORDESTE ASTUR: Jose Ramon / Roberto Ferrero
NORDESTE TEAM Ruben Martinez / Ramón Blanco
NORDESTE PRO Hugo Capellin / Nayo Tarno

Empiezan las explicaciones de la carrera por parte de la organización, aquí detallo más o menos cómo es la carrera:
Se corre en un mapa 1:15.000 impreso en un A3 cortado a la mitad para hacerlo alargado que cubre un área de 13,5 kilómetros cuadrados. Un mapa con todo tipo de vegetación, grandes bosques limpios, muchos desniveles, tierras de cultivo y prados en la zona más cercana al pueblo, cotas que en algunos puntos superan los 1.000 metros de altitud, y unas vistas impresionantes en dichas cotas, un montón de senderos y caminos, en definitiva una zona ideal para la práctica de la orientación. 
En dicho mapa se colocan 50 controles que puntúan de diferente manera según su dificultad ya sea por desnivel, por lejanía o por dificultad técnica, puntuaciones que van desde los 3 a los 9 puntos. El tiempo de carrera máximo es de cinco horas, dentro de ese tiempo cada equipo tiene que conseguir el mayor número de puntos posibles, para ello, antes de la salida se dan unos minutos a cada equipo para que, mirando el mapa, tracen su estrategia de carrera. Decir que es prácticamente imposible conseguir todos los puntos aunque hubo equipos que quedaron cerca de los 285 puntos posibles.
A partir de las cinco horas de carrera, se penaliza a razón de un punto por cada minuto hasta un máximo de 30 minutos, los equipos que lleguen después de este tiempo (5h 30min) son descalificados.

Todos los corredores de cada equipo tienen que pasar por el control con una diferencia máxima de tiempo de un minuto entre ellos, para lo cual cada uno lleva su tarjeta sport ident “precintada” en la muñeca mediante una pulsera de un solo uso que no se puede quitar sin romperla, como si de un todo incluido en Punta Cana se tratase, pero nada más lejos…
Revisión de material obligatorio a todos los participantes, ropa de abrigo, botiquín, agua/bebida, mochilas, manta térmica, etc. por parte de la organización.
Explicaciones claras y concisas por parte de la organización, ahora ya se notan los nervios, los equipos inmersos en la planificación de sus estrategias y… ¡¡¡SALIDA!!!
ACTO 3: LA CARRERA.
Lo primero que me llama la atención es el detalle del mapa y lo bien cartografiado que está (estos rusos…), al principio la navegación se hace referenciándose en caminos y casas o cabañas, pronto entramos en zonas boscosas donde las curvas de nivel adquieren protagonismo, las balizas todas muy bien colocadas, es curioso como a medida que uno va haciendo carreras las balizas que antes eran muy difíciles de encontrar ahora simplemente son “algo técnicas” y se coge seguridad en cada carrera. Algunas balizas están colocadas en arroyos y cortados haciéndose algo más fácil su localización si se lee bien el mapa. Muchos desniveles, es una prueba de las llamadas rompe-piernas, al menos para mí que no tengo la costumbre de correr tantas horas con esos desniveles. La estrategia fundamental, en algunas balizas hay que tener cuidado porque pueden estar en montes cercanos pero distintos teniendo que bajar para volver a subir con el consiguiente desgaste físico, sin embargo hay balizas que parecen lejanas pero son mucho menos exigentes al no tener que salvar tantos desniveles. En definitiva una carrera para disfrutar de la orientación como pocas, cinco horas que pasan muy rápido como todo lo que se disfruta al máximo.
Mencionar el nivelazo de todos los participantes, así como el juego limpio que se vio en todo momento.

ACTO 4: DESPUÉS DE LA CARRERA.

Una vez llegados a la meta, yo con la lengua fuera a pesar de haber frenado a mi compañero de equipo, lo primero descargar la pinza y a la ducha, ya que la organización avisó que posiblemente no llegue el agua caliente para todo el mundo y nosotros aprovechamos el llegar algo antes del tiempo límite. Ya había unos cuantos equipos en meta y no paraban de llegar más y más equipos. Vida social, saludos y felicitaciones, buen ambiente entre los equipos asturianos, Piloña, La Brújula, Nordeste… pequeño avituallamiento a base de sopa de fideos y algo de fruta, y amena espera por la comida, todos muy animados, todos muy contentos, gente del pueblo jugando en el frontón, un ambiente increíble, todo el mundo comentando sus estrategias, comparando recorridos, lamiéndose las heridas… y toca comer.
Qué mejor para recuperar fuerzas que un plato de macarrones con tomate, bonito y queso, café frio descafeinado y yogurt KAIKU (envidia sana como cuidan y protegen estos vascos lo suyo). Se echó en falta que los cafés fueran como los de gasolinera que se calientan solos (a pesar de que Ruben Martínez lo intentó por activa y pasiva) y hubieran dado un sobrecito de azúcar para el yogurt, así sería perfecto.
Después la entrega de premios, otra pequeña sugerencia para la organización, creo que siendo una carrera por equipos, lo ideal es dar un detalle o premio a cada miembro del equipo, no uno para todo el equipo ya que llevarse a casa medio tarro de mermelada o miel de recuerdo no es lo suyo…

En el tema competitivo, destacar el tercer premio conseguido por el equipo NORDESTE, David Sotres y Roberto Vicente, con una puntuación de 267 puntos, empatados con los segundos clasificados y muy cerca de los 285 puntos posibles, menudo carrerón hicisteis, impresionante, y felicitaciones también al resto de equipos Nordeste y a todos los equipos asturianos presentes, que no eran pocos.

EPILOGO: LA VUELTA A CASA, CONCLUSIONES.
De vuelta a casa en el coche, pensando y repasando todo lo disfrutado en el día, el buen ambiente en general, la carrera en particular, las caras conocidas, el sufrimiento de la carrera, y sobre todo la satisfacción y el orgullo de pertenecer a un club en el que todos nos llevamos genial, en el que hay cabida para todo el mundo que quiera disfrutar del deporte de la orientación, en el que se pueden organizar los equipos de cualquier forma sin que haya ningún tipo de problema ni rencillas, y en el que siendo “cuatro gatos locos” que se apuntan a lo que haga falta tienen un objetivo común: DISFRUTAR, disfrutar del deporte de la orientación y del compañerismo y buen ambiente que tenemos en cada carrera, en cada entrenamiento, en cada reunión…

Gracias a todos los miembros del NORDESTE por hacerlo posible.
FIRMADO: ROBERTO FERRERO BARROS

Crónica Campeonato de España de Maratón de Orientación

El día 05/10/12 se celebró en Viator en el C.M.Y.T. de Sotomayor el Campeonato de España de Maratón de Orientación, la modalidad más dura de este deporte y donde además de la dificultad técnica y física también forma parte la preparación del material para llevar el mínimo peso posible y poder subsistir durante dos días sin ningún tipo de ayuda externa, recorriendo unos 50 km. por puro desierto.
El equipo Asturiano formado por Juan Carlos Pérez ( Piloña Deporte) y Roberto Vicente ( Nordeste O) nos decidimos a emprender esta aventura por 4ª vez, un 5º puesto y 2 abandonos fueron nuestras anteriores experiencias.
Salida el Sábado desde C.M.Y.T. de Sotomayor primeras sorpresas cambio en la escala del mapa solo una pinza por equipo, cuando en el reglamento especificaba una por componente del equipo y sin precintar, en cualquier Rogaine ya se precintan las pinzas y obligan a los dos corredores a certificar el paso por el control.
Sábado a las 10:00 salida en Masa dentro del pabellón militar a por los mapas y la hoja de ruta con las coordenadas, debido al calor que hacia intuíamos que seria nuestro principal enemigo a la hora de concentrarnos en el mapa, junto con el cansancio acumulado, decidimos marcar las 25 balizas dentro del pabellón, a la sombra y con las revoluciones a medio gas, además los primeros equipos nos marcarían las primeras balizas.
Acierto salimos ya centrados solo en la orientación en controlar el físico y además entre los primeros equipos.
1ª baliza no esta comprobamos coordenadas están bien, llegan otros 2 equipos igual que nosotros comprobamos nuevamente error de 50 metros al calcular las coordenadas, bueno 5 minutos perdidos, seria el único fallo al calcular las coordenadas, un pozo y un cerco de piedras nos confundió al marcar el control.
Durante los primeros controles fuimos 3 equipos divisándonos pero a partir de las 4-5 primeras balizas cada uno elegía su ruta y realizamos ya toda la carrera en solitario tan solo coincidiendo con algún equipo militar y de otras categorías, todo fue perfecto hasta la baliza 18 donde después de 4 horas el físico pego un aviso: distancia de unos 2 Km. entre las baliza 18 y la 19 elección de ruta complicada al final todo perfecto salimos al río donde queríamos llegar, pero sin saber como en vez de tirar río arriba que era donde estaba la baliza tiramos río abajo, calculamos unos 30 minutos de perdida de tiempo en esa baliza y el consiguiente bajón moral y físico, ya costaba leer mapa y las piernas decían basta, prácticamente desde la 19 a meta haríamos el 80 % caminando.
Baliza 22 nuevamente nos volvemos a confundir en el cruce de un río y perdemos otros 5 minutos, nos centramos y continuamos
Baliza 23 me quedo sin agua y fuerte dolor de cabeza aguantar hasta la meta los últimos 2 Km. se hicieron muy duros el puñetero sol apretaba cada vez mas.
Al finalizar esta etapa clasificaciones: 5º puesto a 20 minutos de los 4º pero por detrás los 6º bastante cerca de nosotros a 10 minutos.
Montamos tienda, hidratar, estirar y estirar, cena y a dormir para recuperar, lo de dormir regular no encontrábamos postura, calor, sin esterilla y suelo muy duro.
El Domingo buenas sensaciones las piernas parecían recuperadas un te con unas lonchitas de jamón y esperanza de que algún equipo fallara y poder recuperar algún puesto.
Nuevamente decidimos calcular todas las coordenadas, salimos fuerte y empezamos a pasar equipos, pequeño fallo de 5 minutos por tirarme yo fuera de un río antes de tiempo, apartir de ahí carreron perfecto adelantando a los 3º clasificados y a los gallegos que habían salido muy fuerte.
Hicimos toda la carrera a un ritmo de locura una media de 2 minutos por debajo de la del Sábado en una carrera mas técnica que el sábado, nos encontrábamos muy bien físicamente.
4º puesto pequeña remontada ganamos a los 3º del sábado pero los 4º hicieron 2º con lo que nos evito recuperar posiciones en la suma de las 2 carreras.
El 3º puesto se podía alcanzar de hecho en los dos últimos maratones entramos 3º en las etapas del Sábado, pero siempre tuvimos algún percance, si descontamos los fallos, el fallecimiento físico del Sábado y alguna elección de ruta! Pero este cuento es el de siempre.
Era una zona muy abierta los bosques no existían donde las referencias de cotas en algunas balizas eran buenas, además de largas rutas por las pistas militares lo que nos perjudico un poco para nuestro físico, había tramos de 1 km para correr muy fuerte y los 2 primeros equipos eran puros atletas, basta decir que marcaban las coordenadas corriendo.
Pero muy satisfechos, el nivel de los equipos profesionales que como digo yo: que cenan mapas y balizas todos los días nos coloco en nuestro lugar y los Asturianos metiendo un pocu mieu je, je.

+FOTOS